ASTROBOY: la icónica serie de 1963

Hoy recordamos a “Astroboy”, la icónica serie de 1963, que cuenta la historia de un androide fabricado por un científico, el Dr. Tenma, quien buscaba reemplazar a través del robot a su hijo fallecido, Tobio. Sin embargo, cuando se da cuenta que no podrá llenar su vacío con él, porque este no experimentará crecimiento corporal; y a pesar de haberle incorporado las memorias de su pequeño, no sería capaz de reflejar en su totalidad características “humanas”. Por esta razón decide venderlo a un dueño de circo, el señor Hamegg.

Astroboy
ASTROBOY: la icónica serie de 1963

Bajo esta temática nace la serie de televisión japonesa, que inició como manga con la autoría de Osamu Tezuka; una producción de gran importancia, ya que fue transmitida por primera vez en el extranjero, logrando introducirse en el mundo en el anime, a pesar de haber sido emitida en blanco y negro.

CENSURA A “ASTROBOY”

Aunque suene extraño, cuando la serie llegó a Estados Unidos en la década de los 60’s, fue censurada por la cadena de televisión NBC, ya que la consideraba inapropiada para los niños, quienes eran su público final, esto porque el principal enemigo de Astro secuestraba animales con el fin de convertirlos en Cyborgs, con el tiempo esta medida cedió, y se transmitió, convirtiéndose en un éxito.

LAS TRES LEYES DE LA ROBÓTICA ABORDADAS POR TEZUKA

La preocupación de Tezuka por la interacción humano-robot, se refleja en su manga y también en la serie; a pesar de no basar el desarrollo de su historia en las tres leyes de la robótica propuestas por Isaac Asimov, llegó a las mismas conclusiones que el científico, estableciendo algunas reglas éticas que se comparan a las propias de la interrelación humana, teniendo en cuenta que los robots del escritor tienen libre albedrío, intelectual y moral.

Si quieres ver el trailer original de la serie, pulsa aquí

JhalyV2610

Soy Jhalile Villalba, nacida en Zipaquirá Cundinamarca, Colombiana, me encata la escritura y la lectura, todo lo que soy gira en torno a escribir, me apasiona el arte y la historia. Espero en algún momento poder hacer de la escritura más que un hobbie, un trabajo profesional.

Deja un comentario